Material colectivo para descenso de barrancos

Comment

NOTICIAS Y ARTICULOS

Tras la exposición del material individual que consideramos necesario para la práctica del descenso de barrancos, hoy os traemos una pequeña lista del material colectivo que usaremos.

Y digo pequeña lista porque no es mucho el material común que usaremos en esta actividad.
Como en todas las clasificaciones, hay elementos que pueden estar en un listado o en otro. Esto puede variar debido al autor de la clasificación o a la naturaleza del descenso o del grupo en sí. Por eso incluiré elementos que encontramos en el pasado artículo sobre material personal, pero que también puede estar en esta lista perfectamente.

Cuerda de progresión

Nuestra cuerda principal será una cuerda semiestática, preferiblemente específica para el descenso de barrancos.
Para saber más sobre este tipo de cuerdas

En cuanto a la longitud de la cuerda existen muchas opciones. Elegiremos la que más nos convenga teniendo en cuenta la naturaleza y tecnicidad del descenso, el nivel y experiencia del grupo y las preferencias personales del mismo.


Lo más habitual es llevar o bien el doble de longitud que la altura del rápel más largo, o bien la misma longitud que éste. En este último caso, para ciertas maniobras deberemos usar el siguiente elemento común.

Cuerda auxiliar

Llevar una cuerda dinámica con homologación 1/2 debería ser una práctica habitual. La usaremos en caso de querer asegurar el rápel a algún componente del grupo, como complemento de la cuerda de progresión en maniobras de desembragues, para usarla como medio de protección si tenemos que escapar del barranco trepando o escalando, y en maniobras de autorrescate.
Puede que la llevemos en la saca y no la usemos nunca. Mejor así. Pero facilita muchas maniobras y otras las hace más seguras. Y si la necesitamos y no la tenemos…

Protector de cuerda

Puede ser necesario en algunos rápeles. También ayuda a alargar la vida útil de nuestras cuerdas. Si ni queréis llevar uno existen maniobras para que las cuerdas no rocen todo el rato en el mismo sitio mientras rapelamos.

Botiquín

Uno pequeño pero con todo lo imprescindible bien guardado en uno de los botes estancos que llevemos se hace totalmente necesario. Elementos como manta térmica, vendas, puntos americanos, sobres de calor, crema para quemaduras y algún antiséptico pueden marcar la diferencia entre acabar el descenso sólo con molestias o convertirlo en una aventura épica y dolorosa.

Podéis informaros sobre botiquines ligeros aquí

Material de autorrescate

No tenemos por qué llevar material de autorrescate cada componente del grupo, aunque sí es lo deseable.
Pueden llevarlo dos o tres personas, normalmente las más capacitadas y con más experiencia para poder usarlo en caso necesario.

Maniobras como esta se facilitan con algo de material auxiliar

Mochila y bote estanco

Pasa lo mismo que con el material de autorrescate. No es necesario que cada miembro del grupo lleve saca y bote, aunque yo sí lo recomiendo porque me parece que cada uno gana en comodidad, sobre todo en la aproximación y retorno. También es necesario en descensos muy técnicos o acuáticos en los que preveamos maniobras con ella.
Lo que sí debéis tener en cuenta es que si lleváis mochila, llevad siempre dentro un bote estanco. Así no perderéis la cara bolsa en el fondo de una poza

¿Quieres ver este tutorial en video?

JAIME MORENO

 

 

¿Quieres hacer un Curso de Barranquismo?
 Si quieres vivir y aprender esta experiencia de la mano de un guía profesional, en Amadablam Aventura  lo organizamos.

¿Has hecho ya esta ruta o está en tu lista de deseos? ¡Cuéntanoslo!

Nuestras Actividades de #barranquismo. Así es este espectacular curso en #cursobarranquismo Clic para tuitear

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *