Category Archives: ACTIVIDADES DE MONTAÑA

Point Five Gully. El tubo de hielo más famoso del mundo

Vertiente Norte del Ben llegando el verano (sites.google.com)

Después de un par de artículos sobre material y otros dos sobre los inicios de nuestros deportes de montaña, esta semana os presento el primer artículo de los que voy a elaborar sobre vías de escalada y ascensiones a lo largo y ancho de España y el resto del mundo. Nuestra idea es daros a conocer vías clásicas y míticas, escaladas a agujas de roca, ascensiones a grandes picos… Y haceros soñar con ellas para que las realicéis, o por lo menos para que paséis un buen rato leyendo estas aventurillas. La gran mayoría serán ascensiones que yo mismo he realizado, pero alguna habrá que no haya hecho pero que merezca la pena mostrárosla (como alguna buena ruta al Ama Dablam…)

Y como este verano está siendo bastante caluroso, he decidido enseñaros un sitio fresquito y que tengo reciente en la memoria: Las Highlands escocesas. Y en concreto, una vía de hielo a la cima más alta de las islas británicas. Probablemente la más famosa de las gullies escocesasy quizás del mundo: Point Five Gully.
Su primera ascensión se realizó en unas 40 horas a lo largo de 5 días, con cuerdas fijas y demás parafernalia, lo que suscitó discusiones en el purista ambiente de escalada escocés. La primera repetición, al año siguiente, la realizaron en 7 horas los grandes Jimmy Marshall y Robin Smith.

Y en invierno (sites.google.com)

El invierno en las Tierras Altas de Escocia es un destino que todo escalador invernal que se precie debe visitar (y seguro que no va una sola vez…). La gran cantidad de humedad que hay en el ambiente y las borrascas polares que llegan desde el cercano Círculo Polar Ártico hacen que se forme un hielo de una calidad excelente que cubre cada paño de roca y cada fisura en las modestas montañas escocesas.

Allí nació la moderna escalada en hielo y mixto. Dando lugar a grandes vías como la que hoy os proponemos.
El Ben Nevis (The Ben para los amigos) con sus 1344m es una montaña espectacular. Su suave y alomada vertiente sur contrasta con el impresionante cortado de hasta 500m de altura que supone su vertiente norte. Lógicamente es en esta cara donde se encuentran las cotizadas vías invernales, que aún siendo relativamente cortas (media de unos 250m) suponen un gran esfuerzo debido a la larga aproximación y el desnivel a superar (se comienza a andar a unos 30m sobre el nivel del mar…); aunque esto se puede suavizar plantando la tienda o alojándonos en el refugio que existe a pie de pared, el CIC Hut.
Nuestra vía se sitúa en la parte izquierda de la pared, entre el Observatory Butress y el Observatory Ridge, a la izquierda de la gran pared.
El 17 de Febrero de 2013, Rubén García, Felix Sattelberger, un alemán con el que compartimos escalada y cervezas, y yo, nos dispusimos a atacar la vía. Comenzamos a andar a las 6 de la mañana y a las 10:00 ya estábamos atacando el primer largo. Primer largo y primera (y única) cagada: Por confusión, debido seguramente a la barrera idiomática, nosotros subimos una sola cuerda, pensando que Felix subiría la otra… Pues no. Así que nos vimos una cordada de tres con una cuerda de 8,1mm y 60m.
-¿Y ahora qué hacemos ? – preguntó Felix
-Pues está claro: ESCALAR!!! – respondí yo

Parte inferior de la vía (sites.google.com)

Así que me dispuse a escalar el primer largo ya que yo era el más pesado y el largo el más corto, con lo que podría ir en doble. Los otros dos largos de cuerda los harían Felix y Rubén en simple, aprovechando sus pesos pluma… Eso sí, los segundos tendrían que escalar a lo chorizada (en potencia). Con la incomodidad que ello conlleva.

El hielo no era todo lo bueno que debería debido a las altas

Primer largo

temperaturas de los días anteriores, así que me tocó ducha fresquita en un largo de 30m con unos metros a 90º en el que metí dos tornillos en el mejor hielo que encontré (y uno de ellos a medio meter). Al llegar a la reunión toda la roca estaba tapizada de hielo (por lo que el material de roca se quedó en el albergue) y el hielo no daba para más tornillos. Del hielo asomaban unos mosquetones roñosos, unos cordinos viejos y algún clavo oxidado. Lo triangulé todo consiguiendo un seguro más o menos decente y pensando que no tendríamos la mala suerte de ser a los que les salta la reunión que lleva años montada…

Llegando a la R1 (obsérvese el tornillo a medio meter)

El segundo largo (el más bonito de la vía) se lo dio Rubén (¡y muy bien dado!). Una chimenea helada a 80º/90º donde el hielo iba mejorando y permitía meter tornillos, aunque había que moverse bien para que, escalando con las piernas en equis, el hielo de los laterales no cediera bajo nuestro peso. ¡¡Un par de sustos se llevó Rubén!! Con un clavo, un tornillo y no recuerdo qué más, montó Rubén la R2.

Espectacular segundo largo

El tercer largo se lo había pedido Felix (quien ya había hecho la vía un par de días antes), a lo que accedí a condición de tirar yo de primero el resto del ensamble de la vía.

Tercer largo

El L3, corto pero intenso, con un paso de hielo a 95º (en serio), lo bordó Felix escalando con uno de mis piolets

Saliendo a través de la cornisa

porque los suyos no llevaban maza y en la reunión metería algún clavo, así que hicimos un temporal intercambio. Pudo montar una reunión bastante precaria con un ancla de nieve y un gancho de hielo metido en una fisura helada. El sitio era muy cómodo y tumbado, con lo que yo habría asegurado al cuerpo, en una trinchera en V de cara a la pendiente, anclado a la instalación. Hubiera sido más seguro para los segundos; pero él iba de primero y era el que decidía. Aún así se lo comenté y estuvo de acuerdo conmigo.

¡Cumbre!

El resto de la vía (rampas de nieve y hielo de 60º máximo) lo hicimos en ensamble, excepto el paso de la cornisa, que Felix no vio claro y prefirió que hiciéramos un largo. Así que ahí me vi en un largo fácil pero expuesto y espectacular.

 

El tiempo que había sido nublado y niebloso, comenzó a clarear

El Loch Ness nos vigila la espalda mientras escalamos

cuando íbamos en ensamble, regalándonos una cumbre de ensueño, con unas vistas del Loch Ness y todos los alrededores de las que no se olvidan.

Fotos en la cumbre, abrazos, algo de picar y para abajo. A disfrutar de las Scottish Real Ales, la segunda razón más importante para visitar las Highlands de Escocia.

Los Chavales 1 – Point Five Gully 0

Esta vía era una de mis soñadas. De esas que durante años tienes en mente. Una vía que se consideró durante muchos años el corredor más difícil de Escocia. Asombra pensar en los primeros escaladores que la subieron, con un sólo piolet de madera y más arrojo que material…

POINT

FIVE GULLY

Primera ascensión: IS Clough, D Pipes, R Shaw y JM Alexander, 12-16 de Enero de 1959
Longitud: 325m      Dificultad: V,5 (como un MD de estos lares más o menos)
L1: 30m 80º/90º
L2: 40m 80º/90º The Chimney Pitch
L3: 35m 90º The Rogue Pitch
El resto de la vía 60º/70º. Ojo a la salida de la cornisa, es corta pero vertical.
Horario: 3-5h. Nosotros tres fuimos tranquilos, parando y disfrutando cada momento de la vía y tardamos 5 horas.
JAIME MORENO MONTES
¿Quieres hacer un Curso de alpinismo?
 Si quieres vivir y aprender esta experiencia de la mano de un guía profesional, en Amadablam Aventura  lo organizamos.

¿Has hecho ya esta ruta o está en tu lista de deseos? ¡Cuéntanoslo!

Nuestras Actividades de #alpinismo. Así es este espectacular curso en #cursoalpinismo Clic para tuitear
Published by: