+34.91.002.08.14 info@amadablamaventura.es

 Cada vez podemos ver en las montañas, las cercanas y las lejanas, un mayor número de personas que practican el tan en boca “Esquí de Travesía” (esquí de montaña o esquí alpinismo). Por eso en este artículo te hablaremos de las fijaciones de esquís de montaña y todo lo que necesitas saber.

La aparente sencillez de la actividad puede llevar a engaño, ya que requiere más recursos técnicos en el esquí de los que suele tener un esquiador de pista y sobre todo, requiere tener conocimientos de alta montaña invernal y de alpinismo. Olvidaos de que es lo mismo que hacer un fuera de pista entre los pinos de Cerler o Formigal… La democratización de deportes como éste, aunque la mayoría de las cosas que trae son buenas, también trae problemas, como gente que baja pistas negras fumándose un pitillo y que como esquí fetén se alquila un día un equipo de travesía e intenta subir al Aneto (visto y oído en directo) aunque no haya hecho montaña en su vida…
“Sentidiño”, respeto y humildad por favor.

Subiendo hacia el Veleta

También estamos la gente con mucha experiencia en montaña y alpinismo a los que un buen día nos da por probar eso de deslizarse ladera arriba y luego ladera abajo y aprendemos a esquiar a las bravas, continuamos aprendiendo más o menos y perfeccionando en pista y acabamos sabiendo esquiar un poco decentemente y bajando por casi cualquier sitio, aunque sea sin estilo 😉
 
 
 
 
 
Este artículo realmente es de material, así que dejo estas divagaciones para una conversación de bar y me centro en lo que quería.
 
Hoy en día tenemos, como en todo, un amplísimo abanico de fijaciones para esquí de montaña. Sobre todo estos dos últimos años, en los que estamos asistiendo a innovaciones y lanzamientos por parte de las marcas punteras y de otras no tan punteras. Como otras veces, intentaré ayudaros a tomar una decisión si andáis buscando material y a aclararos conceptos basándome hoy en una fijación en concreto: Dynafit TLT Speed Radical.
 

Foqueando con fijaciones de placa

En las fijaciones (bindings en inglés o ataduras como dicen en otros lares) de travesía tenemos dos sistemas de anclaje a la bota: El sistema de placa y el sistema Tech (o Dynafit como generalmente se conoce).

Subiendo con fijaciones ligeras. Fijaos en la diferencia de volumen de la fijación…

 
Las fijaciones de placa son similares a las de esquí alpino y se fijan a la bota de idéntica manera, la talonera y la puntera están unidas con una barra de material metálico (o plástico o de carbono) que queda fija bajo la bota en todo momento. A la hora de la subida todo el conjunto pivota sobre la puntera con el talón libre, y para bajar la talonera queda fija como en una fijación de alpino.

En las tech, esa barra no existe. La puntera se fija a la bota mediante dos tetones o pinchitos que encajan en unos orificios que la bota lleva para este menester. La talonera siempre va fija en la tabla y encaja en la bota mediante unas barras metálicas que entran en otros huecos que lleva la bota en el talón. No se pueden usar con cualquier bota, sólo con las que vengan preparadas para el sistema (hoy en día casi todos los modelos).

Detalle de los tetones de la puntera y de los Side Towers

Cada tipo de fijación tiene sus incondicionales. Los de placa por su seguridad y facilidad de manejo, y los de tech por su bajo peso y su durabilidad.

Todos tienen razón. Generalmente las fijaciones de placa son más bajadoras ya que son más estilo a unas de alpino, su sistema de alzas y cuchillas es más sencillo de manejar y para un freerider son las adecuadas.
 
 
Pero esto ha cambiado radicalmente en los últimos años/meses.
Las fijaciones ligeras tienen la misma seguridad (DIN) que las de placa, a no ser que sean de competición, se han mejorado los sistemas de alzas, y existen unos modelos para freeride que no tienen nada que envidiar a las de placa.
 
Yo he probado los dos tipos. Y creo que la elección de uno u otro tipo, viene dado por el tipo de esquí de montaña que hagas.

Primer alza en las Speed Radical. Talonera en modo Ski

Si lo tuyo es un esquí sin demasiadas pretensiones, tranquilo o más clásico, lo ideal para mí es un sistema de placa.

Si por el contrario quieres devorar desniveles, hacer largas rutas y escalar con las tablas a la espalda, las tech son lo tuyo.
Yo finalmente me he decantado por las tech por lo que he citado.
 
Y el modelo por el que me he decantado es el que he dicho antes, las Speed Radical de Dynafit.
Hay otros modelos que me gustan más, pero finalmente he elegido estas por su precio, su sistema de alzas y su facilidad para encontrar repuestos y lugares de reparación.
 

 Aún no las he probado a fondo ni en condiciones duras, pero las primeras

Segundo alza

impresiones son muy buenas.

Son sencillas de calzar gracias a unas barritas de metal que llaman Side Towers y que hacen de tope para la puntera de la bota y la sitúan justo a la altura de los tetones de sujeción. Yo me las he calzado incluso en nieve muy dura con el esquí resbalando, y no precisamente en llano y me ha resultado sencillo. Imagino que con más práctica lo será aún más.
El sistema de alzas también es muy cómodo cuando lo practicas un poco con el bastón y me ha resultado más práctico en el primer uso que el de mis otras fijaciones de placa Diamir.
Cuando sacaron esta fijación hace unos tres años dieron problemas porque se partía la pieza de plástico negro donde van alojadas las alzas. Hoy en día está solucionado, y aunque pueden salir malas como cualquier cosa, y no dan problemas a éste respecto.
 

Sentido de giro de la talonera para pasar del modo Walk al modo Ski

Incluyen unas cortas correas muy técnicas de cable de acero. Al principio no me convencían mucho porque no me gusta caerme y que las tablas sueltas queden cerca de mi y puedan golpearme. Pero pensando en mi nivel y modo de esquiar, donde las caídas van a ser casi todas a baja velocidad (las generales en esquí de montaña) no me parece tan relevante llevar las correas largas para alejar las tablas. Aunque esto es muy personal.

 
Respuesta a la primera pregunta: Ni de coña. Se agarran a la bota para que puedas meter los cantos hasta que te salten los empastes.
En cuanto a la fiabilidad de las fijaciones tenía algunas dudas: ¿Saltarán al hacer giros

 

Talonera en modo Walk. Giramos un cuarto de vuelta para alinear las barras con el talón dela bota y ya la tenemos en modo Ski

bruscos en nieve helada o hielo? ¿Saltarán cuando deben?

Puntera y correa de retención. Las cuchillas encajan en la pieza negra de la izquierda

Respuesta a la segunda: Sí. Basándome en las instrucciones del fabricante y la experiencia de compañeros.

La verdad es que acostumbrado a las de placa, que dan una sensación de robustez y fiabilidad muy alta, estas al principio pueden generar dudas y desconfianza… Nada más lejos de la realidad.
Que sepáis que con este tipo de fijaciones se ha bajado todo lo bajable sin problemas: Nant Blanc de la Verte, Cho Oyu, freeride extremo en Alaska…
 
 

Así que la desconfianza del principio pronto se torna en sonrisa viendo lo ligero que subes con ellas y lo bien que

Puntera lista para subir. Para bajar sólo tenemos que bajar la palanca blanca para permitir el salto de la fijación en caso de caída

transmiten la fuerza y los movimientos a las tablas. De hecho no tienen holguras, cosa que no sucede con las de placa… Las vueltas maría resultan sencillas y dan mucha más libertad de movimientos y gestualidad que las de placa al pesar menos.

 
Si vienes de las fijaciones de placa deberás acostumbrarte a su calzado y descalzado (sobre todo al descalzado), pero en dos o tres salidas los tendrás más que dominado. Si son las primeras que usas no tendrás tanto problema porque no tendrás manías ni vicios anteriores.
 
Yo he elegido este tipo de fijaciones por su ligereza (menos de 350 grs por unidad) y su transmisión a las tablas. Pero también tienen sus contras:

Probándolas sobre el terreno

Si vas bajando y tienes que pasar un llano donde te es más cómodo liberar la talonera, debes descalzar la bota y volverla a calzar en modo walk. Esto con las de placa no pasa, puedes pasar del modo ski al walk con un simple movimiento del bastón en la talonera.

También me gusta más el sistema de cuchillas retráctiles de Diamir: Llevas las cuchillas puestas en la fijación y las puedes poner en modo de uso o no sin quitarte la bota ni nada. En las Dynafit puedes ponerlas sin quitar la bota, pero es menos cómodo…
 

Como veis, los contras que les veo son de manejo y de necesitar más tiempo para

Decididamente las verdes son más bajadoras…

realizar algunas maniobras, ninguno de fiabilidad o seguridad. Así que espero que con práctica vayan desapareciendo estas pegas.

Compra la que más te convenza, llévala a un buen sitio donde te la monten y te la regulen, cuídala y sobe todo…¡¡Disfruta de ella!!
 
 

 

JAIME MORENO MONTES
 
Si ye ha gustado este artículo sobre las Fijaciones de esquí de montaña, te recomendamos leer este artículo en el que te contamos los tres imprescindibles para la seguridad en la nieve. https://blog.amadablamaventura.es/los-tres-imprescindibles-para-la-seguridad-en-nieve/
¿Quieres esta experiencia?
Si te gustó esta aventura y quieres vivirla tú mism@, consulta los cursos de esquí de montaña que organizamos en nuestro sitio web.

¿Has hecho ya esta ruta o está en tu lista de deseos? ¡Cuéntanoslo!

Nuestros cursos en #esquisdemontaña. Así es este curso en #cursoesqui Clic para tuitear